Mombasa

A pesar de ser la segunda ciudad del país en tamaño y población, Mombasa a través tanto de su puerto, el mayor de aguas profundas del este de áfrica, como de su aeropuerto, es el verdadero puente entre Kenia y el resto del mundo.

Y de puentes va el asunto ya que Mombasa en origen es una isla conectada por puentes con el continente hacia el cual se va expandiendo.

La isla sobre la que se asienta, con unos 15 kilómetros cuadrados de extensión, no solo convierte en el principal nudo de comunicaciones del país, también en su principal punto comercial y uno de los grandes atractivos turísticos.

Mombasa es una ciudad para pasear sin prisa. Posee numerosos puntos de interés como el Mbaraki Pilar supuesto sepulcro de un jefe tribal y cuyo elemento principal es una columna de piedra caliza con pólipos de coral y un acabado de escayola de coral.

Resulta atractiva también la visita al puerto donde además del ambiente náutico y comercial se asientan dos de las mezquitas con base más antigua de la ciudad Mandhry y Basheik construidas sobre cimientos del siglo XI.

Es visita obligada el Fuerte Jesús, construido por los portugueses a finales del siglo XVI que presenta un excelente estado de conservación.

En una ciudad colorista como es Mombasa no se debe olvidar un recorrido por la ciudad vieja con sus gentes y edificaciones de aires anglo hindús que pondrá un broche de oro al recorrido por esta peculiar ciudad.

Cultura e historia de Botswana

Botswana es un país lleno de riquezas y diversidad
Botswana es otro gran destino de África, en este gran país hay una gran cantidad de historia, llena de movimientos de los habitantes de un lugar a otro, las migraciones de las personas han marcado el paso de una etapa a otra del país. Con el paso del tiempo el grupo más numeroso es el que le ha dado nombre al Botswana, numerosas tribus tswana se han formado con el paso de los años y con las migraciones desde y hacia diversas zonas del país.
El nombre Botswana hace alusión al grupo étnico de las personas que hablan la lengua setswana y comparten además el sotho-tswana, la cultura, pero en un uso más actual y común se refiere a todos los ciudadanos de la República de Botswana, sin tener en cuenta su origen étnico. Este país es la prueba de que la diversidad se puede unir para formar una nación aprovechando lo que todas las etnias tienen en común y compartiendo sus diferencias.
La forma singular del término es motswana, es decir, un ciudadano del país. Y por su parte el término tswana se utiliza como un adjetivo, por ejemplo se puede decir estado tswana o cultura tswana.
Las personas que han dado lugar a los habitantes actuales de Botswana provenían del sur de África, se denominan los bosquimanos. Su estilo de vida ha permanecido casi sin cambios en este país desde la Edad de Piedra Media, entre los pueblos que llegaron a estas tierras se tienen a los khoe y los San, muy similares entre sí.
Las personas de estas etnias tienden a tener un color de piel cobriza, con forma de los ojos de almendra, pómulos salientes, labios delgados y pelo muy rizado. Ambos hablan idiomas parecidos aunque existen grandes diferencias culturales entre ellos, desde los alimentos silvestres recolectados y cazados hasta detalles de la vida diaria.
Fuente | foto