East London

También conocida como la Ciudad de Búfalo, East London fue fundada en el año 1837 y se asienta en la desembocadura del Rio Buffalo creando un importante puerto comercial para la zona abierto al océano Indico.

Este puerto lleva funcionando de manera ininterrumpida y a gran escala desde el año 1870 y fue en esa década cuando la llegada del ferrocarril a la ciudad terminó por empujar su crecimiento y convertirla en un importante centro de exportación e importación para la región del sureste de Provincia del Cabo.

Conocida como la meca del Surf del país, sus playas se pueden considerar entre las mejores de Sudáfrica aportando paisajes de extrema belleza hacia el Índico.

Es reseñable que es en esta ciudad donde se exhiben, en el museo local, los ejemplares de Celacanto descubiertos en 1938. Este pez prehistórico al que se creía extinguido junto a los peces pulmonados está considerado el animal marino más cercano a los vertebrados.

El propio tamaño de la ciudad, relativamente pequeño, el innegable atractivo de sus edificios y calles, junto a las extensiones de naturaleza que lo rodean y sus costas convierten East London en un lugar diferente dentro de Sudáfrica a la hora de planear unas vacaciones. Un lugar que, adrenalina aparte de la práctica del surf, invita a la tranquilidad y el reposo.

Johannesburgo

Es la ciudad más poblada y extensa del país y también su principal centro financiero y económico. Dispone del mayor aeropuerto de todo el continente por lo que es considerada la puerta de áfrica del sur y un buen punto de conexión con el país.

Fundada a finales del siglo XIX sufrió un crecimiento exponencial al descubrirse oro en sus alrededores lo cual creó una enorme cantidad de corrientes de emigración que fueron configurando las bases de lo que hoy es la tercera ciudad más grande de áfrica.

A pesar de no ser un destino turístico al uso la ciudad, por su condición de nudo de enlace y zona de paso, ha ido poco a poco tomando conciencia del potencial económico del turista por lo que las ofertas y posibilidades cada vez son mayores.

Dispone de algunos buenos e interesantes museos como el del Apartheid, el de Hector Pierson, o el museo de África. El zoológico de la ciudad está considerado el más grande del continente y es visita obligada así como el gran parque de atracciones situado en el distrito sur de la ciudad.

Uno de los puntos que más rápido crece en interés por parte de los turistas es la visita a Soweto, en el que se enclava el museo Mandela ubicado en el antiguo hogar del dirigente anti apartheid.

Cabe destacar por ultimo que a escasos cincuenta kilómetros de la ciudad s encuentra el lugar denominado La Cuna de la Humanidad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lugar donde se han hallado la mayor concentración de restos de homínidos del mundo algunos de ellos de edad superior a los tres millones de años.

Ciudad del Cabo

Además de ser la segunda ciudad más poblada del país es su capital legislativa. Esta considerada por muchos como la ciudad más turística de Sudáfrica y una de las más bellas del mundo por su enclave privilegiado. Con el centro de la ciudad en el norte de la península del Cabo la ciudad se abre al océano Atlántico, apertura al mar que fue el origen de la ciudad y marca buena parte de su historia.

Resulta complicado resumir en pocas líneas los atractivos de esta ciudad que ofrece prácticamente todo lo que el viajero puede desear.

La naturaleza tanto del enclave como de los alrededores es simplemente espectacular; playas, montañas, laderas pobladas de viñedos, pinturas rupestres en la cercana costa occidental, la visión de las ballenas francas en la costa de Overberg.

No le va a la zaga la propuesta urbana de Ciudad del Cabo a la propuesta natural. Innumerables puntos de atracción como el castillo de Buena Esperanza comenzado a construir en el siglo XVII, el jardín botánico Kirtenbosch, en la ladera este del monte Mesa dedicado a la espectacular flora endémica, el Museo Surafricano, la ascensión al monte Mesa a través del teleférico y sus imponentes panoramas…atracciones a las que hay que sumar una esplendida gastronomía regada con sus propios vinos procedentes de los centenares de bodegas que pueblan el área y una intensa y activa vida nocturna.

Ciudad del Cabo es, si riesgo a equivocarse, una visita imprescindible para el viajero que elija Sudáfrica como destino.

Durban

Situada a orillas del océano Indico Durban no solo es la tercera ciudad más poblada de Sudáfrica, también es la más cosmopolita de todas.

Con un amplio pasado histórico la ciudad toma su nombre definitivo en 1835 al ser bautizada en honor al gobernador del Cabo Benjamín D´urban.

Con una mayoría de población negra africana y una fuerte presencia asiática la ciudad es un destino turístico muy importante en el país.

Su arquitectura artDéco aporta ese punto cosmopolita y urbano occidental que contrasta con el entorno en el que se haya enclavada.

Durban posee una importante red de teatros y alguno de los museos más interesantes del país. Destaca en instalaciones el acuario Ushaka Marine, uno de los más grandes del mundo construido sobre la llamada milla dorada, un espacio de arenas doradas bañado por el Índico.

Así mismo resultan de gran interés los parques naturales cercanos como el de Hluhluwe-Imfolozi poblado de  elefantes, cebras, jirafas, cocodrilos, rinocerontes, etc. Otro parque importante es el de Santa Lucía que entre otras maravillas naturales dispone de un estuario poblado de hipopótamos.

A todas estas expresiones turísticas se les une una importante vida nocturna y una excelente gastronomía que complementan perfectamente la estancia.

Dakar

Capital de Senegal se asienta sobre la península de Cabo Verde en la costa Atlántica Africana. Su posición geográfica la convierte en uno de los principales puertos de la zona y por extensión en un importante punto comercial.

Creada en torno a un fuerte colonial francés, la ciudad fue uno de los puntos referenciales del tráfico de esclavos entre los siglos XVI y XIX hecho este que marca buena parte de su cultura.

La ciudad, como el resto del país ha ido poco a poco convirtiéndose en un importante reclamo turístico con espacios de alto interés como el museo IFAN, la gran mezquita de Dakar o sus mercados unidos a la posibilidad de paseos espectaculares por los acantilados y playas o el zoológico instalado en el parque Hann.

Los alrededores de la ciudad aportan también una buena dosis de atractivos entre los que cabe destacar el Lago Rosa. Situado a unos treinta kilómetros de la ciudad este lago, uno de los más densos del mundo, es famoso por albergar el final de etapa del Rally Paris-Dakar pero su atractivo va más allá debido al color de sus aguas a determinadas horas del día producto de la luz y la mezcla de algas y azufres que se tornan completamente rosas.

No debemos olvidar por ultimo una visita a la isla de Gorée, declarada patrimonio de la humanidad, este fue uno de los principales puntos de encarcelamiento y distribución de esclavos del continente y recordatorio de aquella lacra de la humanidad.

Port Harcourt

Situada en el delta del rio Niger la ciudad de Port Harcourt es la capital del estado de Rios. Fundada por los británicos en el año 1912 recibe su nombre de un funcionario británico para las colonias; Lewis Vernon Harcourt.

También conocida como la ciudad jardín debido a la gran cantidad de parques y jardines que posee en la actualidad es el principal centro petrolífero del país contando con la mayor refinería de Nigeria.

Cercana a los principales puntos de distribución de esclavos la ciudad conserva retazos del pasado colonial británico de principios del siglo XX.

La expansión urbana incontrolada unida a hechos naturales como las inundaciones producto de las lluvias tropicales hacen de esta ciudad un lugar algo caótico y desde luego bastante alejado de los cánones habituales de ciudad para los occidentales, aún así, y como sucede con muchas ciudades africanas proporciona una visión clara del contraste urbano y natural y del desarrollo sin control que ha sufrido buena parte del continente.

Port Harcourt  además de por su puerto cuenta como enlace de comunicación con un aeropuerto internacional en el que se albergan tanto vuelos nacionales e internacionales de manera bastante regular con lo que la comunicación con la ciudad es relativamente buena.

Lagos

La antigua (hasta 1991) capital del país, es también una de las ciudades más pobladas del continente y también una de las más inseguras.

La ciudad se asienta en la costa de la bahía de Benín y en un archipiélago frente a la costa formando un área metropolitana compartida entre las islas y el continente.

Fundada por los portugueses como puesto comercial, paso a manos de los británicos en 1807. Pero fue en los años sesenta del pasado siglo, con el auge de la industria petrolífera, cuando la ciudad comenzó a recibir emigración tanto interna como del exterior y a conocer la superpoblación.

A pesar de su fama de insegura la ciudad tiene buenos motivos para su visita atendiendo a las recomendaciones de seguridad habituales.

Uno de los atractivos de la ciudad es el mercado de Balogun, autentico laberinto repleto de puestos comerciales donde encontrar prácticamente de todo.

Es recomendable también la visita al Museo Nacional con una importante muestra de piezas de bronce de Benín y esculturas de marfil.

Es muy destacable la oferta gastronómica de la ciudad con multitud de locales y posibilidades acentuadas por la diversidad étnica que la puebla.

Pero sin duda una de las experiencias más populares es la de la visita a las playas situadas en el sur; playas como Palasides, Lekki y Tarkwas a las que además del disfrute habitual en el mar hay que sumar el acceso a través de taxis fluviales que dota a la visita de un encanto muy particular.

Los primeros futbolistas que dieron la sorpresa en el mundo del fútbol fueron los nigerianos y los cameruneses, gracias a sus selecciones y algunos de sus jugadores que han cruzado las fronteras para arribar al fútbol europeo. Hoy, Nigeria es uno de los destinos africanos que reciben una buena cantidad de turistas atraídos, principalmente, por el misterio de sus rincones secretos, su ciudad, sus bosques, el clima y las playas.

Las condiciones climáticas son muy propicias para recorrer las cataratas y tomar unas vacaciones que siempre serán más atractivas cuando las culturas del país de origen son tan ricas como las africanas.

La ciudad de Lagos es la más famosa del país pues es donde más nigerianos viven y si bien no es su capital, sí es el centro comercial para los viajes de negocios y los turistas que desean y cuentan con presupuesto para ir de shopping en shopping. Pero Nigeria también cuenta con playas para quienes desean estar cerca del mar. La playa más concurrida entre los nigerianos es Playa Victoria.

En los últimos 40 años y gracias a las ganancias de la industria petrolífera, la creció como nunca antes lo había hecho, incluso, recibiendo a miles de nigerianos que vivían en las zonas rurales. Hoy, es la segunda urbe en importancia de todo el continente y la primera del país, posicionándose no sólo como un destino para el turismo sino también para los negocios.

Abuja

La actual capital de Nigeria es un caso único entre las capitales del continente. Se trata de una ciudad planificada y construida a partir de 1976 con una meditada decisión sobre su ubicación y estructura urbana lo cual la convierte en la ciudad mejor planificada de África aunque posee zonas marginales a las que no llegan ni siquiera los suministros básicos.

La ciudad se ubica en el centro del país y fue concebida como al estilo de Brasilia en Brasil como un sustitutivo para la capital, Lagos, superpoblada y con condiciones de extrema miseria, por lo que Abuja dispone de las sedes del poder económico y gubernativo del país así como las representaciones diplomáticas oficiales y diversos organismos internacionales.

El valle sobre el que se asienta se encuentra atravesado por los ríos Níger y Benue y es un terreno de pastizales sobre el que destaca uno de los símbolos de la ciudad; Aso Rock un enorme monolito natural creado por la erosión del agua de más de 400 metros de altura.

Además del hecho en sí de la arquitectura moderna con aires coloniales en algunos casos, Abuja posee puntos de interés como el Museo Nacional, la Mezquita Nacional Nigeriana y el Centro Cristiano Nacional de Nigeria.

A las múltiples actividades que una ciudad moderna como esta ofrece y en claro contraste, Abuja y sus alrededores han conservado una buena porción de flora y fauna en estado salvaje y protegido lo cual garantiza al viajero su ración de África salvaje en el entorno de la ciudad más desarrollada del continente.

Pemba

Capital de la provincia de Cabo Delgado, al nordeste del país y bañada por el océano Indico, la ciudad de Pemba  poco a poco se está convirtiendo en un destino turístico al alza dentro de Mozambique.

Fundada en 1904 con el nombre de Puerto Amelia en honor a una reina portuguesa. La ciudad mantuvo ese nombre hasta 1975 cuando fue cambiado por el actual.

La ciudad, que también cuenta con aeropuerto, posee un importante puerto comercial desde el que parten un buen porcentaje de las exportaciones de Mozambique.

Pemba mantiene en bastante buen estado a pesar de la guerra civil su arquitectura colonial enclavada fundamentalmente en la zona alta de la ciudad por lo que un paseo por esta ciudad se convierte en un buen recordatorio de la vida colonial de principios del siglo XX.

Aunque es un punto de partida para la visita hacia el bello archipiélago de las Quirimbas, Pemba va ganando enteros como destino en sí misma: sus hermosas playas bordeadas de palmeras donde descansar sin más pretensiones o la posibilidad de practicar surf o submarinismo en una costa en la que los portugueses buscaban y obtenían las codiciadas perlas contribuyen junto a una gastronomía fruto de la mezcla de culturas a este crecimiento en las visitas a la ciudad, crecimiento que al no ser aun masivo permite mantener todo el sabor del áfrica cotidiana en la estancia.

Maputo

Fundada en pleno expansionismo colonialista portugués en el siglo XVIII, la capital de Mozambique representa como pocas ciudades en África la marca de un pasado colonial con todas sus huellas.

Bañada por el océano Indico, en la desembocadura del rio Maputo, la ciudad posee uno de los skyline más espectaculares de África a pesar de que su gran playa principal se encuentre degradada en extremo por culpa de los vertidos de deshechos  a la bahía.

Superando el millón de habitantes Maputo es un importante centro de comercio y transacciones gracias al puerto de aguas profundas que posee, lo cual, unido a su pasado colonial, confiere a sus habitantes un carácter especial, accesible y práctico.

La arquitectura de la ciudad, claramente influida por la concepción colonial portuguesa, se encuentra a caballo entre el descuido de los edificios históricos y las nuevas y modernas construcciones dedicadas a la clase media nacida tras la independencia de Portugal en 1975  y la guerra civil que asoló el país hasta 1992.

Dotada de una vida cultural y social altamente activa y recomendable y una gastronomía basada en el pescado, sus buenas comunicaciones aéreas convierten Maputo en una de esas ciudades “por descubrir” de África.